Un nuevo concepto de reproductor multimedia con Android Market integrado: Miro 4

Si nos tuvieramos que poner a contar todos los reproductores de audio, vídeo y multimedia
que existen actualmente lo primero que haríamos sería preguntar cuánto
pagan, porque es un trabajo que nos llevaría una eternidad. Los hay para
todos los gustos y colores, con apartado social más desarrollado o pensados para controlar subtítulos a la perfección. Desde Winamp hasta iTunes hay un mundo de reproductores, y a mi me encanta ver cosas nuevas como ocurre con Miro 4. ¿Quieres saber por qué es tan especial? Sigue leyendo y lo descubrirás, pero te adelanto que a esta gente le gusta la integración con Android.

Miro 4

Tras instalar Miro 4 nos encontramos con un reproductor multimedia normal que funciona en Windows, Mac, Ubuntu y proporciona el código fuente para instalar en otras distribuciones Linux, con un aire a iTunes en
cuanto a interfaz. Según miramos las opciones nos damos cuenta que es
muy completo. Incluye todas las opciones que esperaríamos de un
reproductor, pero además tenemos algunos extras realmente interesantes
que no encontramos en cualquier reproductor. Evidentemente podremos sincronizarlo con librerías anteriores
de otros reproductores, reproducir casi cualquier formato de vídeo,
descargar contenido multimedia y configurar podcasts de manera muy
sencilla. Pero lo que me encanta es la facilidad para compartir nuestra biblioteca de Miro en una red.
Si activamos esta opción en dos ordenadores con Miro conectados a la
misma red nos aparecerá la biblioteca del otro Miro y podremos acceder a todos sus contenidos.
Increíblemente útil para las necesidades tecnológicas actuales, aunque
no es la primera vez que se ve esto, iTunes por ejemplo lo tiene.

Android Market

Y aquí viene la sorpresa: desde Miro podemos acceder al Android Market.
Si, como lo habéis leído. Aunque es poco más que un explorador web,
funciona perfectamente. En la barra lateral, donde están todos los
lugares por los que podemos navegar como la bilbioteca de música,
aparece “Google Android Store“. Y efectivamente, al pulsar accedemos desde el propio reproductor al Market de Android y tras identificarnos con nuestra cuenta de Google podremos navegar por este e instalar aplicaciones remotamente en nuestro dispositivo Android,
¿mola o no? A mi la verdad es que me ha encantado el detalle de esta
integración, que nunca se me habría ocurrido, y da gusto verla, porque
como os digo, funciona de maravilla. Nada de parones y navegación
entrecortada. También podemos acceder al Store de Amazon y a sus tiendas normales, así como navegar por Youtube y muchos otros sitios con contenido multimedia.

Sincronización con Android

¿Aún
hay más? Pues si, y no hemos dejado lo malo para el final, ya veréis.
Además de ser un reproductor multimedia completísimo e integrar el
Android Market, Miro nos permite sincronizar la música con nuestro Android. ¿Cómo? Pues de la manera más sencilla e intuitiva, como se ha hecho toda la vida. Al conectar nuestro Android por USB, Miro lo detecta y aparece en la barra lateral. Navegando por nuestra biblioteca multimedia simplemente tenemos que arrastrar lo que queramos pasar, ya sea una canción, un conjunto de estas o un disco entero, al icono del dispositivo Android y empezará la transferencia. Además convierte los archivos en caso de que sea necesario, mejor imposible.

Pero como una imagen vale más que mil palabras, y un vídeo más que mil imágenes, aquí os dejamos uno sobre esta función:

Converts and Syncs to Android from Miro on Vimeo.

Además parece ser que Miro prepara una aplicación para Android, que suponemos que permitirá el mismo acceso remoto a las bibliotecas multimedia del resto que estén compartiendo en esa red, pudiendo reproducir por streaming cualquier archivo de dichas bibliotecas de Miro. Os tendremos actualizados sobre esta aplicación.