TEA presenta una retrospectiva de Pedro Garhel, pionero en España del arte multimedia

[Img #6949]Retrospectiva de Pedro Garhel en TEATEA
(Tenerife Espacio de las Arte) recupera y exhibe por primera vez de
manera conjunta en la isla, el legado de un creador tinerfeño Pedro
Garhel (1952-2005), pionero del arte multimedia en España cuando en la
primera mitad de los setenta, junto con Rosa Galindo, centrara su labor
en la investigación de otros modos de expresión que le llevó a la
performance y prácticas basadas en el cuerpo como soporte y herramienta
de creación.

La muestra “Pedro Garhel. Retrospectiva”,
comisariada por Karin Ohlenschläger, reúne gran parte del universo
creativo de este artista al que se le rinde tributo al tiempo que se
difunde su trabajo, y sus inquietudes, en su tierra canaria, permitiendo
al espectador toparse con las preocupaciones de la sociedad actual
además de los antecedentes reales o emotivos. Y es que sus creaciones
trascienden la estricta mitología personal para constituir una narración
de cambios políticos, sociales y culturales de su momento.

La
narración expositiva desarrolla un recorrido por la evolución de su
discurso arte-vida en el universo del arte multimedia de los últimos
treinta años. La concepción y percepción del cuerpo -individual y
colectivo-, las transformaciones de la noción de espacio y tiempo, así
como las relaciones entre sujeto, tecnología y afectividad constituyen
los ejes centrales de esta manifestación en TEA.

Se inició en su
tierra buscando en la fotografía, el dibujo y la pintura un canal para
sus inquietudes. Y se aferró al paisaje natural hasta que a los 22 años
se trasladó a Madrid, donde se empeñó en el diseño gráfico, visual,
industrial y experimental que le encauzaron a la acción. Y fue cuando
descubre la performance, un arte multimedia presentado en sociedad
cuando en 1977 realiza en la Plaza de Colón, de Madrid, la acción
“Escultura viva”. A partir de entonces su trabajo se exhibe en distintos
espacios expositivos de Madrid, Valencia y Tenerife. Y en 1981 crea en
Madrid el Espacio P destinado a la producción, investigación, formación y
exposición de proyectos innovadores y alternativos.

Su trabajo
se centraba en el arte sonoro, la videocreación, le performance, la
fotografía y las instalaciones multimedia. Y destacó en Documenta de
Kassel, año 1987, y en otros encuentro como el festival Internacional
Ars Electrónica de Austria. Era el tiempo en que desarrollaba la
creación sonora a través de “Depósito dental” junto a Rosa Galindo y
otros músicos, abordando la experimentación músico-compositiva. Un
trabajo, una historia, en la retrospectiva abierta en TEA Tenerife
Espacio de las Arte, hasta el 23 de octubre de 2011.